• Eva Rodríguez Renom

Aprender a aceptar

«Debemos aprender a soportar aquello que no podemos evitar. Nuestra vida está compuesta, como la armonía del mundo, de cosas contrarias, así también de distintos tonos, suaves y duros, agudos y sordos, blandos y graves. ¿Qué querría decir el músico que sólo amase algunos de ellos? Es menester que sepa utilizarlos en común y mezclarlos. Y lo mismo nosotros los bienes y los males que son consustanciales a nuestra vida». Montaigne


Aceptar y afrontar una situación es buscar soluciones. Es comprender las cosas tal como son. Es aprender a vivir con la situación de la mejor manera posible. Cuando somos capaces de aceptarla, respetamos las diferencias y las podemos afrontar con más tranquilidad.


En cambio, si evitamos una situación nos alejamos de la realidad sin ser capaces de afrontarla ni resolverla. El trabajo previo de la aceptación consiste en cuestionarse para así aprender de ella, como también en la toma de decisiones que conlleva, a veces, el cambio. No es lo mismo que resignarse, ya que asumiríamos la situación desde la pasividad del sufrimiento.