• Eva Rodríguez Renom

Los problemas de pareja

Los problemas de pareja son un motivo de consulta frecuente.

No hay un único modelo de pareja que sirva a todas por igual. Hay personas que anhelan una pareja para toda la vida. Otras prefieren no comprometerse. Algunas personas están mejor sin pareja o se encuentran cómodas con varios amantes. En cambio hay quienes prefieren vivir con alguien y quienes están mejor separadas. No existe una forma o una fórmula que sirva para todas, sino múltiples y distintos modelos de amor.

Estos modelos tendrían que surgir de la interacción entre los propios anhelos de amar y ser amadas, del deseo de procurarnos estabilidad afectiva, de sentirnos vinculadas, del cuidado del otro y de nosotras mismas, etc. Y nada de esto se consigue sin un trabajo sobre las propias expectativas en relación con el amor.

Cuestiones que surgen de lo planteado:

¿Qué tipo de relación nos procuramos?

¿Son relaciones que nos enriquecen o que, por el contrario, nos restan?

¿Hay amor?

¿Nos mostramos como realmente somos y dejamos que el otro sea exactamente como es, o intentamos cambiarlo?

¿Respetamos al otro en su alteridad?

¿Lo idealizamos y lo amamos sólo por eso?

¿Por qué escogemos a una determinada persona y no a otra?

Podríamos añadir preguntas. Pero lo esencial es qué actitud adoptamos ante lo que escogemos. Responder a esto último suele pasar por un cuestionamiento de los viejos modelos heredados de la familia, la educación y la cultura.