• Eva Rodríguez Renom

¿Te cuesta tomar decisiones?

A veces uno solo no puede. Pedir ayuda es un acto de humildad y valentía. No tiene nada que ver con la dependencia, debilidad, inferioridad o fracaso, sino con el reconocimiento de nuestras propias limitaciones, modestia y coraje, entre otros aspectos. Cuando pedimos ayuda profesional empezamos a ser parte activa de nuestro malestar y es el inicio de un nuevo camino.