• Eva Rodríguez Renom

¿Te cuesta tomar decisiones?

La vida es una constante toma de decisiones. Las razones por las cuales a ciertas personas les cuesta tomar decisiones son varias. Algunas de ellas pueden ser:

  • piensan que se van a equivocar;

  • no confían en sí mismas;

  • están más pendientes de la opinión y la aprobación de los demás que de la suya;

  • tienen problemas para asumir responsabilidades;

  • buscan primero estar bien seguras de la decisión que van a tomar;

  • no tienen claros sus objetivos o lo que quieren lograr.

La orientación profesional puede ser de gran ayuda cuando el proceso parece demasiado complejo para abordarlo a solas.


Cuando pedimos ayuda profesional empezamos a ser parte activa de aquello que nos ocupa y preocupa y, cómo no, fortalecemos la seguridad y la confianza en nosotros mismos.


Aprendemos, además, a reconocer nuestras propias limitaciones, dificultades e inseguridades; a ser conscientes de aquellas creencias que nos dificultan el crecimiento; a aceptar los errores como parte natural del proceso y, entre otros aspectos, a relativizar.